DISCRIMINACIÓN EN EL HOGAR

Muchas veces las personas con discapacidad sufrimos discriminación. Creo que esto es algo por todos sabido. Pero, hay un caso dentro de esta discriminación que, creo que es tan grave o más que otros casos. Me refiero a la discriminación que, muchas veces, sufrimos en nuestra propia casa, en nuestro propio hogar ¿Cuántas veces somos discriminados por nuestros propios padres y familiares?

Las personas con Espina Bífida y, en especial, los que estamos más afectados por problemas de movilidad y otros problemas, necesitamos más cuidados, al menos en algunas ocasiones, que otras personas con otras discapacidades. Por tanto, es absolutamente necesario que, tanto nuestros padres como nuestras madres conozcan exactamente y, ambos por igual, todos nuestros problemas y dificultades. Pero, una experiencia me demuestra que esto no siempre es así, siendo nuestras madres quienes suelen saber más cosas de nosotros, de nuestros problemas, que nuestros padres. Cosa que creo que es total y absolutamente ilógica

Es cierto que en muchos hogares, el padre trabaja en oficinas y sitios similares mientras que la madre está siempre o casi siempre en casa y por tanto, está más tiempo con nosotros y nos conoce mejor. Pero, creo que también es cierto que nuestros padres, al menos en algunas ocasiones, en algunos ratos libres, deberían preocuparse un poquito más por conocer nuestras necesidades y nuestros problemas y así, al menos cuando sea posible, seríamos atendidos de igual manera tanto por nuestro padre como por nuestra madre.


  • Comentarios

  • Comentario: creo q esta bien dicho el texto y escuchen todos no hay q dicriminar ok!!!!
    nm, 13/10/2009 0:01

Envía tu comentario...


Los campos con * son obligatorios.


TrackBacks

Url para TrackBacks: http://espinabifida.weblog.discapnet.es/articulo.aspx?idA=1307

No hay TrackBacks para este artículo.